Certificamos nuestra esencia: A es B

En un medio en el que el éxito se mide en medallas de oro y utilidades, nos sentíamos como bichos raros al cuestionarnos si todo debía terminar simplemente ahí.  Hacíamos lo que estaba en nuestras manos, ¿pero era ése el camino correcto?

Tiempo atrás descubrimos que había una organización que se dedicaba específicamente a responder esa pregunta. Las Empresas B (o B Corporation) presentan el  reto de demostrar  concretamente cómo estamos usando las herramientas de mercado para generar impacto social.

En la forma, implica un compromiso por operar siguiendo altos estándares sociales, ambientales y de transparencia; y en el fondo, obliga a tomar decisiones corporativas legalmente vinculantes que consideren no sólo los intereses financieros de los accionistas, sino también los de los empleados, los proveedores y clientes, la comunidad a la que pertenecemos y el medio ambiente.

Es una distinción y un compromiso que van más allá del gasto en RSE. Requiere introspección y un cuestionamiento a la esencia de lo que queremos ser.

Más información en: http://www.sistemab.org



<<volver